La Tartamudez

La Tartamudez. Guía para docentes. La tartamudez se puede describir como un desorden en la fluidez normal del habla, que afecta la comunicación. Tiene su máximo desarrollo entre los 2 y 5 años. Al observar estas interrupciones de la fluidez, éstas pueden tener características tales como: la repetición de sonidos, Leer más…

El juego del UNO para DISFEMIA

 Aplicación del  juego del UNO  para trabajar con alumnos con disfemia. Con este tipo de alumnos empleamos técnicas como el  Habla Rítmica (con o sin metrónomo, con palmadas, pasos…) y el Habla en Sombra (hablar siguiendo el ritmo del maestro). Pues bien, el juego aplicado a alteraciones disfémicas, consiste en Leer más…

Metrónomo

Metrónomo online gratuito. El uso del metrónomo es útil en la reeducación de disfemias, nos permite acompasar ritmo y emisión de voz. Para iniciar pulsa la palanca de la derecha: Wind up to start (s/ spacebar). La página permite ajustar volumen y/o  pulsaciones. FREE METRONOME SOFTWARE – Best Metronome .com. Leer más…

Relajación progresiva Jacobson

El científico Edmund Jacobson creó la relajación progresiva en el año 1936. Según él aprendiendo a discriminar las sensaciones de tensión muscular de las de relajación, progresivamente el individuo podría llegar a una relajación profunda no solo muscular sino también mental. Versión completa: http://www.ivoox.com/relajacion-guiada-progresiva-jacobson-audios-mp3_rf_290035_1.html Versión abreviada.- 7 ejercicios: http://www.ivoox.com/tecnica-abreviada-relajacion-muscular-7-ejercicios-audios-mp3_rf_312877_1.html Versión Leer más…

Disfemia

CONCEPTO
La tartamudez o disfemia es un trastorno del habla (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés. Ellas son la expresión visible de la interacción de determinados factores orgánicos, psicológicos y sociales que determinan y orientan en el individuo la conformación de un ser, un hacer y un sentir con características propias.

Comienza, de modo característico, entre el segundo y cuarto año de vida, aunque se suele confundir con las dificultades propias de la edad a la hora de hablar. Al final, solo uno de cada 20 niños acaba tartamudeando y muchos de ellos superan el trastorno en la adolescencia. (más…)